Formación económica y financiera en la enseñanza primaria

| |

Una buena formación económica y financiera es importante -cada vez más en nuestra sociedad actual- para tener claros conceptos económicos y saber manejar el dinero y nuestra economía: algo muy importante en tiempos de crisis. La velocidad a la que se producen los cambios en el mundo económico a menudo no nos permite adaptarnos a tiempo por falta de preparación: de ahí la importancia de la educación incluso desde la enseñanza primaria.

Un informe de OCDE-PISA publicado hace sólo unos años en el que se analizaban los conocimientos económico-financieros de los jóvenes de 18 países, colocaba a España por debajo de la media de los países de la OCDE, sólo por delante de Croacia, Israel, Eslovaquia, Italia y Colombia. Parece claro que es hora de que en nuestro país solucionemos un problema que tiene fácil solución si se aborda desde la raíz: es decir, desde la educación.

📊 La educación sobre economía en la enseñanza

En la mayoría de los países avanzados y de Europa existen materias de contenido económico en la enseñanza pública; esto es así en más de una veintena de países de Europa, incluyendo Alemania, Francia, Italia, Holanda, Noruega, Finlandia, Grecia, Turquía o incluso Rumanía. En otros como Suecia, Bélgica o Inglaterra son las propias escuelas las que tienen libertad para introducir en el currículum educativo materias sobre economía (y vaya si lo hacen).

Sólo en tres países de Europa no aparece ninguna materia sobre economía en la enseñanza pública obligatoria: Italia, Portugal y España. Esto nos ha colocado durante décadas en una clara desventaja respecto a la mayoría de nuestros vecinos europeos, donde las asignaturas específicas sobre economía son obligatorias tanto en el bachillerato como en secundaria, e incluso en primaria, desde los años 60 del siglo pasado.

Organismos como la propia OCDE, el FMI o el Banco Mundial, y en España asociaciones e instituciones relacionadas con el mundo de la economía y la enseñanza, llevan tiempo reclamando pasos en esta dirección. También desde el mundo empresarial; así nos lo confirman desde la asesoría Iuris, donde abogan por incluir y mejorar la formación en economía desde la primaria hasta el bachillerato, y también en la formación profesional.

Formación en economía en primaria

👩🏼‍🏫 Formación económica en la enseñanza primaria

Es hora de que en España se lleve a cabo una honda reflexión sobre la necesidad de implantar en la enseñanza primaria una o varias asignaturas relacionadas con la educación financiera, adaptadas por su puesto a los menores. La OCDE señala que la educación financiera es esencial desde la misma infancia para que los niños adquieran hábitos y comportamientos adecuados y para fomentar competencias importantes como el espíritu emprendedor.

La impartición de este conocimiento desde primaria, que en España durante años ha estado relegado a talleres en la enseñanza no reglada aunque ya se contemplaba en la LOMCE, cobra especial importancia si nos fijamos no sólo en el desarrollo económico de los países de nuestro entorno, sino también en el Índice de Desarrollo Humano (IDH): es el caso de Noruega, que tiene amplia experiencia en impartir esta formación en primaria, y que encabeza el ranking mundial de IDH.

Puesto que los conocimientos sobre economía y finanzas pueden parecer algo ajeno a los alumnos de primaria, es básico adaptarlos al nivel de madurez cognitiva de los alumnos. Hay autores que apuntan a que el pensamiento económico se desarrolla con los años: así por ejemplo, conceptos como la escasez pueden ser entendidos por un niño de 6 años, mientras que otros como el beneficio comienzan a entenderse a partir de los 11 años.

A la hora de abordar la formación en conceptos económicos durante las etapas de la educación primaria, no olvidemos tampoco tener en cuenta la formación del propio profesorado, que en muchos casos es igualmente escasa o nula.

(h2) Metodología de la formación económica en primaria

En cuanto a la metodología a seguir para formar a los alumnos de primaria en conocimientos económico-financieros, debe basarse en una serie de criterios que podemos resumir en los siguientes:

  • El alumno debe ser el protagonista del proceso educativo
  • El profesor debe jugar el papel de dinamizador, sirviendo de guía y apoyo
  • Los trabajos y los materiales deben ser cuidadosamente seleccionados para que sean atractivos y motiven a los alumnos
  • Las actividades y propuestas de aprendizaje tienen que ser creativas, dinámicas y contextualizadas, teniendo como objetivo un aprendizaje de tipo competencial
  • Es importante fomentar el aprendizaje compartido a través de la creación de grupos de trabajo
  • Resulta fundamental apoyar esta enseñanza en las innovaciones tecnológicas, para impulsar tanto el aprendizaje significativo como la motivación

Algunos modelos pedagógicos que pueden aplicarse en las aulas de primaria para impartir este tipo de conocimientos a los niños pueden basarse por ejemplo en el uso de clases invertidas, el aprendizaje basado en problemas, el empleo de elementos lúdicos tales como el Monopoly, la simulación de dinámicas (Role-Play), o incluso el empleo de recursos didácticos como el tradicional cuento, por citar algunos.

📈 ¿Por qué es necesaria la formación económica en la educación?

Parece que en España seguimos sin ser conscientes de la importancia de acabar con el llamado analfabetismo financiero, quizás porque es un rasgo común a los adultos y entendemos que nuestros hijos tampoco lo necesitan. Sin embargo, en un mundo cambiante y en constante evolución como el nuestro, estos conocimientos permiten a los ciudadanos asumir un rol más activo en la economía y mejorar su capacidad de respuesta ante una crisis.

De hecho, choca ver cómo en los barómetros del CIS los temas sobre economía (la crisis, el paro, la hipoteca, etc) son los que más preocupan a los españoles, mientras que poco más del 10% afirma tener conocimientos suficientes sobre estos temas. Esto no es sino un reflejo de la situación que se vive en las aulas, donde los alumnos apenas tienen competencias financieras y llegan a la vida adulta sin contar ni con experiencia ni con preparación en este ámbito.

Esto puede ser una de las razones que expliquen el elevado nivel de endeudamiento de las familias y las empresas en España, ya que en muchos casos los ciudadanos no saben manejar el dinero. Y es algo que resulta especialmente grave en un mundo donde las compras online son cada vez más habituales, y podemos comprar cualquier producto con un simple click.

La enseñanza sobre economía aporta también competencias para trabajar en equipo, habilidades comunicativas, autonomía, pensamiento crítico… Por eso los expertos subrayan que la formación económica y financiera en la enseñanza primaria permitiría sentar las bases para que los futuros ciudadanos adquieran los conocimientos y habilidades necesarios para desenvolverse en la sociedad moderna, y sepan tomar decisiones económicas en su vida.

Deja un comentario

19 + 9 =

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar