La importancia de la creatividad en el desarrollo personal

| |

La creatividad, conocida también como pensamiento constructivo o inventiva es una capacidad inherente al ser humano. Es decir, todos nacemos con este talento que nos permite, entre otras cosas, tomar mejores decisiones, mejorar la confianza o -según el resultado de recientes investigaciones– incluso gozar de una vida larga.

Aunque a menudo la creatividad esté relacionada únicamente con ocupaciones artísticas como diseñadores gráficos, pintores, artistas, escritores, etc., lo cierto es que la creatividad se ha convertido en la segunda habilidad más demandada del mundo, por debajo solo de las competencias digitales. No es de extrañar que las grandes empresas valoren esta capacidad por encima de los conocimientos técnicos, en muchas ocasiones o, en las palabras de Edward de Bono “no hay duda de que la creatividad es el recurso humano más importante. Sin creatividad no habría progreso y estaríamos repitiendo siempre los mismos patrones”.

Ser creativo, una herramienta muy poderosa

Gracias a la creatividad, podemos aportar soluciones distintas a los problemas de siempre y también a los nuevos desafíos que surgen en los más diferentes ámbitos de nuestra vida, tanto en el laboral como en el personal.

Asimismo, la creatividad nos ofrece una oportunidad de no hacer lo mismo todos los días, de dejar atrás el inconformismo y la zona de confort para abordar las situaciones conflictivas desde distintas perspectivas lo que, a la larga, nos permite disfrutar de una mayor calidad de vida.

Más allá del arte, la creatividad aporta la aptitud necesaria para desarrollarse con éxito en las más diferentes áreas: en el mundo empresarial, en el manejo de situaciones estresantes o en la resolución de conflictos del día a día, en casa, en el trabajo, en la calle, etc.

Tal y como nos comentan Ele&Uve, integrantes de un estudio creativo con el mismo nombre, es importante que en la educación se preste un especial interés al desarrollo de la creatividad, ya que a menudo el sistema educativo tiende a desestimular la capacidad imaginativa.

5 tips para ser creativo

💡 Haz muchas preguntas hasta encontrar la correcta

El cuestionamiento es una parte primordial para el desarrollo de la creatividad. Ante cualquier proyecto o dificultad, plantéate distintas cuestiones y escribe todas las propuestas que puedan surgir para solucionarlo, no importa si tienen sentido o no. La idea es no bloquear tu imaginación y permitirte materializar todo lo que pasa por tu cabeza a respecto de este tema en concreto para que puedas analizarlo con más perspectiva.

La creatividad implica romper con patrones establecidos para mirar las cosas de otra forma. -Edward de Bono

💡 Rodéate de personas creativas

Al igual que otras habilidades, la creatividad puede ser aprendida y mejorada. En este sentido, es muy importante relacionarse con otras personas creativas, tanto en el ámbito personal como en el profesional. Aunque estar con personas de ideas afines nos aporta seguridad, también podría ser convertirse en una trampa ya que podría estancar nuestra capacidad de pensamiento.

💡 Sé consciente de tu respiración

Tomar consciente del acto de respirar aporta grandes beneficios a nivel físico, mental y además fomenta la creatividad. Según los expertos, la respiración consciente nos ayuda influye en la regulación de hormonas y neurotransmisores con funciones importantes sobre nuestro sistema nervoso, como pueden ser el estrés o la motivación. En resumen, ser consciente de la respiración fortalece las conexiones neuronales del cerebro tan importantes para fomentar la creatividad.

💡 Haz algo que nunca hayas hecho antes

Simplificándolo mucho, a nuestro cerebro le encanta ahorrar energía y por eso estamos mucho más cómodos haciendo más o menos lo mismo siempre. Sin embargo, para la creatividad es una decisión nefasta. Si quieres despertar tus mejores ideas, sal de tu zona de confort y prueba algo distinto. Puede ser una nueva manualidad, una clase de danza, un nuevo deporte…

La creatividad requiere el coraje de dejar ir las certezas. – Erich Fromm

💡 Sal a caminar (especialmente al aire libre)

Esta práctica es beneficiosa no solo cuando te encuentras en un bloqueo temporal y necesitas fomentar el pensamiento creativo, sino que es un hábito que impulsa nuevas formas de pensar en cualquier ocasión. De hecho, se ha demostrado que salir a caminar puede aumentar la producción creativa hasta en un 60%.

La creatividad no solo es una inhabilidad innata, sino que puede ser desarrollada y potenciada. Y no nos olvidemos: encontrar nuevas maneras de expresar nuestra inventiva es una de las claves para mejorar nuestra vida personal y profesional.

La creatividad es contagiosa. Pásala. – Albert Einsten

 

Deja un comentario

cinco × tres =

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar